ninos-pequenos-jugando-1200x740
Ocio y diversión

Juegos sin material para niños

Los juegos infantiles al aire libre además de ser muy divertidos, destacan de igual manera por ser mucho más saludables, e incluso necesarios para los más pequeños.

Así, todas aquellas actividades que les ofrezcan a los niños la oportunidad de respirar aire puro, resultan sumamente importantes, y también valiosas para su salud.

Cabe mencionar que el hecho de no usar ninguna clase de materiales aparte de su imaginación, supone una extraordinaria manera de ayudarles a desarrollar en gran medida su creatividad.

Además, los pequeños podrán aprender que existe la oportunidad de divertirse con cualquier juego, sin importar que no cuenten con demasiadas cosas.

Mejores juegos infantiles sin material

Los juegos sin materiales involucran una enorme libertad de movimientos, y aunque hay una gran variedad de juegos sin materiales que fueron desarrollados en el pasado, lo cierto es que los niños no requieren de muchas cosas para poder inventar y llegar a crear nuevos juegos.

En cualquier caso, lo mejor es darles la oportunidad de experimentar; aunque entre los que ya existen, se pueden mencionar los siguientes:

1.       El juego del pañuelo

Únicamente se requiere de un pañuelo o de alguna otra una prenda ligera la cual sirva para el mismo fin.

Para comenzar, una persona tendrá que ubicarse en algún punto intermedio manteniendo el pañuelo en sus manos, después y desde donde se encuentra el pañuelo, será preciso establecer en ambas direcciones una distancia equidistante en la cual deberán ubicarse los niños en equipos.

Es importante que cada equipo cuente con una misma cantidad de miembros, y cada niño deberá tener un número.

Una vez que todos se encuentren listos, la persona con el pañuelo tendrá que decir algún número, y aquellos pequeños que lo tengan deberán salir corriendo para tomar el pañuelo.

El niño que consiga el pañuelo será el ganador, al igual que aquel equipo que logre tomarlo de primero el mayor número de veces.

2.       Las cuatro esquinas

Para disfrutar del juego de las cuatro esquinas se requieren 5 jugadores, de los cuales 4 tendrán que ubicarse en las esquinas mientras que el otro se ubica en el medio.

La idea de este juego consiste en que los niños que se encuentran en las esquinas tendrán que moverse hacia la próxima esquina, mientras el que se ubica en el medio trata de robar alguna de las esquinas libres antes de que otro jugador llegue a ella.

Si el jugador del medio consigue robar alguna esquina, aquel que haya quedado sin esquina deberá colocarse en el centro, y ser quien trate de robarla.

3.       El teléfono escacharrado

Se trata de un juego sin material para niños que resulta ideal para aquellas ocasiones donde existen por lo menos 4 pequeños, aunque mientras más jugadores mejor.

Para empezar, uno de los niños debe decirle al oído una frase cualquiera al que se encuentra a su lado; después, ese tendrá que decírsela al oído al que está del otro lado, tan rápido como sea posible.

Cada participante tendrá que realizar lo mismo una vez que llegue su turno, y en el momento en que la frase llegue hasta el pequeño que la inventó, y cuando lo haga podrán descubrir que la misma ha cambiado tanto que no es parecida a la original.

4.       El escondite inglés

Uno de los niños tendrá que mantenerse en un determinado lugar, y ser el que se encargue de ir marcando el juego.

Los otros pequeños deberán ubicarse a una distancia media, mientras que el que se encuentra en la cabecera, estando de espaldas a los otros, deberá decir: “al escondite inglés sin mover las manos ni los pies”, para después girarse rápidamente.

El resto de los jugadores tendrá que avanzar a la cabecera mientras que el pequeño dice la frase, sin embargo, una vez que deje de hacerlo deberán mantenerse inmóviles en cualquier posición que pudieran tener en ese momento.

El primer niño que logre llegar hasta la meta será el ganador; cuando el que se encuentra en la cabecera ve que alguno de los jugadores se mueve, ese niño perderá.

Al hacerlo, será él quien deba colocarse en la meta para tratar de pillar a los otros mientras se mueven fuera de tiempo.

5.       Mímica

El juego de la mímica resulta ideal para los niños, y al igual que los anteriores, no requiere el uso de ningún material, basta simplemente con la imaginación y el deseo de jugar.

Es posible formar dos equipos o sencillamente que alguno de los niños se encargue de marcar el juego.

En ese último caso, los otros participantes tendrán que adivinar aquello que el pequeño que marca el juego se encuentra intentando representar.

De acuerdo a las edades que tengan los niños, existe la posibilidad de representar una gran variedad de cosas, desde animales en el caso de los niños más pequeños hasta incluso profesiones y también personajes de películas o series en el caso de los más grandes.

El pequeño que consiga adivinar, será entonces que tome el lugar y se encargue de hacer la mímica, a fin de que los otros intenten adivinar.

Como se puede ver, existen numerosos juegos sin material para niños, los cuales resultan muy apropiados para que los pequeños puedan divertirse y pasar un rato agradable usando solo su imaginación.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.