carillas-dentales (
Salud y recomendaciones

Las mejores carillas en Barcelona

Las carillas dentales, también conocidas como carillas estéticas, se distinguen por contar con numerosas aplicaciones, por lo que se presentan como una solución efectiva, rápida y estética para corregir diversos problemas dentales.

En este sentido, consisten en un tratamiento perfecto para mejorar la sonrisa, el cual se lleva a cabo de forma personalizada, y permite conseguir un acabado duradero, resistente y bastante natural.

Así, además de mejorar la estética de la sonrisa, las carillas permiten conseguir una dentadura mucho brillante y blanca, aunque podrían ayudar igualmente a disimular los dientes desalineados. Incluso, también disimulan las manchas en los dientes que no desaparecen después del blanqueamiento dental.

En cualquier caso, considerando que existen diversos tipos, a través de este artículo queremos hablarte sobre las mejores carillas en Barcelona, de manera que si estás en la Ciudad Condal y necesitas este tipo de tratamiento dental, no puedes perderte esta información.

¿Cuáles son las mejores carillas dentales en la ciudad de Barcelona?

En Barcelona actualmente tienes la posibilidad de encontrar tres diferentes clases de carillas dentales en Barcelona al acudir a un consultorio odontológico, destacando especialmente las carillas de porcelana y las de composite, y es que ambas permiten obtener excelentes resultados y de acuerdo a las necesidades que pueda presentar cada paciente, unas pueden ser mejor opción que las otras.

Pero para que las conozcas mejor, a continuación te hablamos de las características que presenta cada tipo de carilla:

Carillas dentales de composite

Las carillas de composite se distinguen por encontrarse fabricadas a partir de una pasta, la cual los dentistas se encargan de moldear hasta darle la forma deseada. Por lo general, suelen tener un precio más asequible en comparación con otras clases de carillas, y poseen un menor nivel de resistencia.

Además, podrían usarse prefabricadas o ser moldeadas de forma directa en cada diente; en este último caso el procedimiento suele ser más rápido, aunque el tratamiento presenta menores garantía, y después es preciso realizar un mantenimiento.

Estas carillas prefabricadas de composite suelen ser conocidas como componeer, y se encuentran creadas con la misma pasta que las no prefabricadas; consisten en láminas más finas que ofrecen un aspecto más estético y continúan teniendo un precio asequible.

Carillas dentales de porcelana

Las carillas de porcelana, como su nombre indica, destacan por encontrarse creadas con un material cerámico, el cual les permite tener una mayor calidad de la que poseen las de composite. Además, no necesitan mantenimiento especial después de ser colocadas.

Son un tipo de carillas que suelen fabricarse dentro de un laboratorio y cuando están listas pueden ser colocadas directamente en las piezas dentales.

Ofrecen una mayor duración en comparación con las de composite, y logran tener un aspecto bastante natural, ya que tanto su color como su brillo resultan muy parecidos a los de dentadura.

Carillas dentales de porcelana Lumineers

Aunque se encuentran igualmente fabricadas con porcelana, las carillas Lumineers logran diferenciarse frente a las carillas de porcelana tradicionales debido al nivel de delgadez que presentan las láminas, de esta forma y al ser más finas, ofrecen una apariencia casi completamente natural.

Se caracterizan también por ser la alternativa más cara que se puede encontrar dentro del mercado cuando de carillas dentales se trata.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales se tratan de delgadas láminas que se fabrican a medida para cada paciente, a partir de materiales que permiten imitar el color natural de las piezas dentales, y su finalidad consiste en cubrir la superficie frontal del diente con el propósito de mejorar su aspecto al cambiar su color, tamaño, y/o forma.

Estas láminas podrían encontrarse fabricadas con porcelana o materiales compuestos de resina; de cualquier manera, para escoger entre uno u otro lo mejor siempre será consultar con un dentista profesional para saber qué opción en la más acertada para cada caso.

Cabe mencionar, asimismo, que las carillas suelen colocarse en un tono más blanco del que poseen los dientes con manchas, de manera que el resultado final sea una sonrisa brillante y perfecta.

De igual forma, al existir espacios entre las piezas dentales, las carillas dentales ayudan a disimularlos al ser colocadas de tal manera que logran tapar dicha separación.

¿De qué manera se colocan las carillas?

Por lo general, el procedimiento que se lleva a cabo para la colocación de carillas dentales suele tener una duración de 3 sesiones a lo largo de las cuales un profesional se encarga de realizar los pasos necesarios para que el tratamiento pueda ser eficaz.

Así, durante la primera visita al dentista, el paciente debe explicarle al profesional los resultados que desea conseguir, de manera que después pueda examinar el estado de las piezas dentales a fin de establecer cuál será el tratamiento más acertado de acuerdo  a las preferencias, tanto de forma como de color que se esperen conseguir.

A lo largo de la segunda visita, el profesional se encargará de tallar cada pieza dental en la cual se colocaran las carillas, para esto se debe reducir el esmalte dental de manera que logre ajustarse a la forma de las carillas y en consecuencia, poder lograr que los dientes queden de forma apropiada.

Después de tallar los dientes, serán colocadas carillas de composite provisionales mientras se elaboran las de porcelana.

Para terminar el tratamiento dental, cuando llegue la tercera visita, el dentista se encargará de retirar entonces las carillas de composite y colocar las de porcelana, las cuales serán de manera definitiva.

 

También puede gustarte...